Atención al cliente 958 421 262

Ergonomía del mobiliario de oficina - Ergonomía del mobiliario de oficina

Ergonomía e higiene laboral en el mobiliario de oficina

La mayoría de los problemas de salud que se producen a causa de largas jornadas de trabajo son consecuencia de la utilización de instrumentos o espacios en los que no se ha considerado la ergonomía en el mobiliario de oficina, las limitaciones o las preferencias de los trabajadores.

Tabla de contenidos

Esto suele causar todo tipo de lesiones, desde biomecánicas hasta musculares y esqueléticas, además de la incomodidad y la carga mental que influye directamente en la productividad de los trabajadores (y por tanto en la productividad de la propia empresa).

¿Cuáles son las condiciones que más afectan a los trabajadores?

Entre las condiciones más desfavorables para que un trabajador se encuentre cómodo en su oficina se encuentran:

-1. Mala ubicación de los equipos informáticos
-2. Carencia de ergonomía en el mobiliario de oficina
-3. Permanencia prolongada en una misma postura.

La que más suele incidir en el rendimiento de un trabajador es la postura. Mantener una adecuada higiene postural en el puesto de trabajo es esencial para disminuir el riesgo de padecer dolores de espalda. Además proporciona cuantiosos beneficios, como la mejora de la movilidad del cuerpo.

¿Cómo mejorar la higiene postural en el puesto de trabajo?

A continuación les dejamos algunas recomendaciones relacionadas con un adecuado mantenimiento de la higiene postural y el bienestar laboral en la oficina:

1. Utilizar la silla correcta

La ergonomía del mobiliario de oficina siempre debe ser uno de los factores más importantes a considerar por las empresas. Siempre debe usarse una silla cuyo respaldo permita soportar perfectamente la base de la espalda y con la que el trabajador esté cómodo.

2. Alternar la posición

Descansar es muy importante, por eso cualquier trabajador debería ponerse de pie cada dos horas aproximadamente para estirar el cuerpo y moverse un poco.

3. Tener una luz ambiental ideal

La luz blanca o azulada evita la fatiga. Aunque la luz natural no suele ser perjudicial, siempre debe haber cortinas, filtros o cristales polarizados que permitan regular su intensidad.

4. Ruido

El nivel de ruido en la oficina siempre debe ser lo más reducido posible. Si está permitido escuchar música en su espacio de trabajo, no hay ningún problema siempre y cuando su volumen sea bajo o moderado.

5. Realizar tareas distintas a lo largo de la jornada

Cualquier trabajador debería organizarse de manera que alterne sus horas de estar sentado con otras horas en las que se dedique a otras labores menos estáticas, como hacer fotocopias, llamar por teléfono o hacer cualquier otra actividad que implique ponerse de pie.

6. Limpieza

Mantener el espacio de trabajo limpio y ordenado es clave para trabajar con mayor comodidad, además se evitan alergias ocasionadas por el polvo.

Conclusión

Aplicando todas estas recomendaciones, en un espacio de trabajo se pueden solucionar los problemas más comunes en la oficina relacionados con una mala higiene postural. No obstante, la ergonomía del mobiliario de oficina es clave para que un trabajador pueda mejorar su higiene postural.

Convertir el lugar de trabajo en un espacio más cómodo en el que los trabajadores puedan ser lo más eficientes posible no sólo es beneficioso para los propios empleados. La empresa obtendrá mejores resultados gracias a que sus trabajadores desempeñan sus labores en óptimas condiciones.